jueves, 7 de mayo de 2020

Laberintos y coronas

[por Marcelo Firpo]




























[Marcelo Firpo: "Retrato", tintas sobre tela, 0,70 x 1 m]



Laberinto


Y ese laberinto a veces se deforma
Toma tu forma como si fueras una escafandra
Y serpentea en las aguas de gente
Como pececitos de mil colores que
No saben hacia dónde van.
Es un laberinto cómodo
De distancias que posibilitan la esperanza
Ya que el Romeo
Y por qué no la Julieta,
Deben mantener su imposible en vilo,
La cuadratura del círculo,
La cordura psicótica de la metáfora
Y el cielo nunca más presente pero ahí
En sus pocos pero indescifrables recuerdos,
Tan escasos como locos,
Tan pequeñitos como la vida misma
O el ovillo que la une y la desune.
Y es que de eso se trata el laberinto
Y yo te mantengo, maga, loca,
Toda de totalidad absoluta,
Toda de insensatez perfecta,
Toda, tan toda como la nada que es dios.





















[Marcelo Firpo: "dios", oleo sobre tela, 1 x 0,70 m]



Otro virus de una corona en crisis


En vuelo triunfal
La nube ácida/
Este grito de muertes,
La ceguera añorada,
Todos suburbanos
Portadores insanos/
Medios y miedos
Imponen números
Sin salvación alguna.

Mi niña crea el nuevo mundo/
Alcanza en su mano
La salvación de la especie.
Atrás, abajo baten en duelo
Uniformes de diferente color,
Sus cicatrices ancestrales
Son mi única
Verdad latiente/
Todos y su ceguera
Solo escuchan los Medios.

Cartones vacíos
Descansan en paz
Sobre un cuerpo/          
Allá en Nueva York
O acá en Lafe o Lugano.
Voluntarios sin barbijo
Esperan el abrazo
Del pájaro celeste.
Gritan
Gritan
Gritan

¿Qué le habrá pasado
Al director chino
Del Hospital chino
Del Capitalismo chino?
¿Y qué color tendrá
Sino tan negro
El porcentaje americano
De esta muerte?
¿Cuántas epidemias hubo ya
Aquí en este siglo nuevo
Que no sabés
Que no nos dicen
Para protección de las Fronteras?

El Ser tiene esta necesidad
Llamada ceguera.
El Ser tiene este instinto de muerte.
Y yo, mi amor,
Te pido corregir esa palabra.
Y yo, mi amor,
Sueño un mundo adonde vos
Nosotros, ellos,
Sigamos soñando un sueño.












1 comentario: